lunes. 22.04.2024

El Ayuntamiento de Piélagos ha instalado un centenar de paneles solares en la cubierta del CEIP Bajo Pas de Arce que permitirán al centro educativo no sólo autoabastecerse y generar los 47.599 kWh que consume de media anualmente sino también dejar de emitir a la atmósfera más de 10 toneladas de CO2 cada año.

El alcalde del municipio, Carlos Caramés, y el concejal de Obras Públicas, Movilidad y Eficiencia Energética, César Blanco, han visitado la instalación ejecutada con cargo a una inversión de 48.257 euros, de la cual el Consistorio únicamente tendrá que abonar unos 13.000 euros, ya que ha buscado la cofinanciación por parte del Gobierno de Cantabria, a través del programa regional de incentivos, en vigor desde abril de 2022.

Caramés ha explicado que, con el objetivo de hacer una gestión eficiente de los recursos propios, el Ayuntamiento de Piélagos elaboró un proyecto y solicitó a la Consejería de Industria una subvención de los programas de incentivos ligados al autoconsumo y almacenamiento con fuentes de energía renovable, así como a la implantación de sistemas térmicos renovables en el sector residencial en la comunidad autónoma, en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.   

De esta forma, ha dicho, el Gobierno de Cantabria otorgará al Consistorio una ayuda de 35.190 euros, el 73 por ciento del total de la actuación, por lo que la aportación municipal será de unos 13.000 euros.

El regidor municipal ha  avanzado que esta cantidad será amortizada en el plazo de un año, ya que el gasto en electricidad del centro educativo supone a las arcas municipales un desembolso de unos 2.000 euros mensuales. Por ello, ha añadido, a partir del segundo año, esta actuación municipal, supondrá junto con los beneficios ambientales un ahorro económico mínimo de unos 12.000 euros anuales para los vecinos del municipio.

“Desde el Ayuntamiento de Piélagos reiteramos nuestro compromiso con la sostenibilidad municipal y con el fomento de las energías renovables, en concreto, mediante la implantación de sistemas de energía fotovoltaica para el suministro de edificios municipales y alumbrado público”, ha subrayado el regidor municipal.

En este sentido, ha hecho hincapié en que actuaciones como la desarrollada en el CEIP Bajo Pas de Arce, por un lado, hacen posible al Consistorio ahorrar dinero de todos los vecinos, pero, además,  contribuyen a reducir la huella de carbono, protegiendo de esta manera el medio ambiente.

De hecho, ha incidido en que la energía solar permite un notable ahorro económico, así como una  considerable reducción de la emisión de agentes contaminantes, en particular de dióxido de carbono. “De esta manera, la energía eléctrica producida en la instalación fotovoltaica llevaría asociado un autoconsumo de electricidad procedente de fuentes renovables”, ha apostillado.

Beneficios ambientales

Blanco ha precisado que la nueva instalación, que ha sido colocada sobre un soporte de hormigón prefabricado en la cubierta del edificio,  está formada por 102 módulos fotovoltaicos de 460 vatios para alcanzar una potencia pico instalada de 46.920 Wp y un inversor trifásico de 40 Kw.

“Toda la energía producida por el campo solar se transportará hasta el inversor(es) y la salida de este se inyectará a la red interior del colegio”, ha apuntado.

Entre los principales beneficios ambientales de la instalación solar fotovoltaica, que tendrá una vida útil aproximada de 25 años, ha destacado el ahorro de 325 toneladas de CO2 que, a su vez, tendrá un efecto positivo en el medio ambiente por la contribución a la descarbonización de la economía y la reducción de las emisiones de CO2 a la atmosfera.

El responsable de Eficiencia Energética ha incidido en que, con esta actuación, se evitará emitir 10,847 toneladas de CO2 anuales a la atmósfera, lo que equivale a 493 árboles maduros trabajando durante todo un año o a las emisiones que generaría un vehículo promedio al recorrer aproximadamente 90.392 kilómetros, una distancia comparable a viajar más de dos veces la circunferencia de la Tierra.

“Estas cifras ponen de manifiesto la significativa contribución ambiental de la instalación fotovoltaica, destacando su papel en la reducción de la huella de carbono y el fomento de un futuro más sostenible”, ha afirmado el edil.

El colegio Bajo Pas se 'independiza' de la red eléctrica con 100 paneles solares