lunes. 04.03.2024

Más de 600 militares de las Fuerzas Armadas, de unidades de defensa antiaérea y del Ejército de Tierra, se desplegarán esta semana, del lunes 24 al viernes 28, entre Cantabria y Vizcaya para realizar una serie de ejercicios con los que poner a prueba  su capacidad de defensa aérea y de coordinación. En esta operación participarán seis aviones de combate F18 y una fragata que permanecerá atracada en el puerto de Santander hasta el 1 de octubre.

El Mando de Defensa y Operaciones Aéreas (MDOA) desplegará la operación 'Eagle Eye', con la que las Fuerzas Armadas probarán su capacidad de defensa aérea para contribuir a la vigilancia y seguridad del espacio aéreo en el Cantábrico oriental.

Se trata de la segunda edición de este año de la operación 'Eagle Eye' (la anterior se desarrolló en marzo en Huelva y en aguas del golfo de Cádiz), cuyo objetivo es "perfeccionar la coordinación de los medios de defensa aérea en la misión de vigilancia y seguridad en los espacios aéreos de soberanía e interés nacional".

En esta misión militar participarán 600 militares, distribuidos en una Unidad de Defensa Antiaérea (UDAA) del Ejército de Tierra, que desplegará en Cantabria y en Vizcaya. Asimismo, tomarán parte la fragata 'Álvaro de Bazán' (numeral 'F-101'), que navegará en el Cantábrico oriental; y seis aviones de combate 'F-18' del Ala 15 del Ejército del Aire. En concreto, el Ejército de Tierra desplegará más de 360 efectivos en la operación.

El grueso de la unidad de Defensa Antiaérea (UDAA) que tomará parte estará formado por el Grupo de Artillería Antiaérea (GAAA) I/71, con base en Madrid, encargado de constituir el núcleo de mando y control de la unidad. Además, el  núcleo de fuego estará compuesto por una batería de misiles 'Mistral' del GAAA II/71, de Madrid; una batería de misiles 'Hawk' del GAAA II/74, con sede en la localidad sevillana de Dos Hermanas; así como una batería de misiles 'NASAMS', una batería de cañones 35/90 y misiles 'Aspide', pertenecientes al GAAA II/73, de Cartagena (Murcia). Y la protección de la unidad correrá a cargo de una compañía del Regimiento de Infantería con base en San Sebastián.

EJERCICIOS DE LA ARMADA CON SEIS F18 Y UNA FRAGATA