miércoles. 12.06.2024

Cantabria ha registrado en el mes de marzo un aumento del paro del 4,55%, con 1.769 personas más inscritas en las oficinas de empleo, lo que eleva la cifra total de desempleados a 40.462. Se trata de un incremento cinco puntos inferior a la media nacional -9,31%- y del segundo mejor dato por comunidades autónomas.

Aunque en la comparativa con el resto de comunidades autónomas Cantabria sale bien parada, la consejera de Empleo y Políticas Sociales, Ana Belén Álvarez, ha manifestado que ello "no es ningún consuelo" y ha lamentado que el coronavirus esté teniendo un "efecto perverso" sobre el mercado laboral debido a la caída de la actividad económica. Así, los datos del desempleo sitúan este mes de marzo como el peor en la serie histórica de Cantabria, peores datos que en la crisis económica del 2009 que supusieron un aumento mensual de 1.071 personas y un +2,86%.

"El COVID-19 está teniendo un impacto negativo indudable en la economía y ello lamentablemente repercute en el empleo", ha incidido Ana Belen Álvarez, que ha manifestado su confianza en que se supere a la mayor brevedad posible.

Por sectores, el desempleo se incrementa mensualmente en industria un 4,23%; en construcción un 13,86%; servicios un 4,27% y primer empleo un 0,45%, mientras que baja en agricultura un 2,83.

 

A este dato se une la presentación, hasta el día de hoy, de 6.305 solicitudes de Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTEs), que afectan a unos 30.000 trabajadores cántabros.

LA CRISIS DEL CORONAVIRUS SE LLEVA POR DELANTE LOS PRIMEROS 1.769 EMPLEOS EN CANTABRIA