lunes. 04.03.2024

El Gobierno de Cantabria suscribirá a lo largo de este mes de marzo, por un importe aproximado de 300.000 euros, la redacción del plan director y de la primera fase del proyecto constructivo para la transformación del Mercado Nacional de Ganados de Torrelavega, con el equipo de arquitectos ganador del concurso de ideas Europan. Así lo ha anunciado el consejero de Obras Públicas, José María Mazón, tras presidir con el alcalde de Torrelavega, José Manuel Cruz Viadero (PSOE), una reunión técnica con el equipo de arquitectos para avanzar en el desarrollo del proyecto. 

Mazón ha destacado que la reunión ha servido para "seguir definiendo" las funcionalidades que debe tener la transformación del Ferial según las necesidades puestas de manifiesto por el Ayuntamiento, además de para ir "concretando" las fases del desarrollo de los trabajos.

La propuesta ganadora del premio Europan para remodelar el Ferial de Torrelavega, denominada 'Espacio vacante', plantea dividir la actual nave en dos espacios que permitan mantener la actividad pecuaria, unir el centro urbano con el barrio de Nueva Ciudad y generar otros uso lúdicos o culturales.

Un proyecto de reforma de uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad, inaugurado en el año 1973, que incluirá un proceso de participación pública de forma que la ciudadanía participe en el diseño del futuro Ferial.

La propuesta es obra del equipo de arquitectos formado por Carlos García Fernández, Begoña de Abajo Castillo, Irene Campo Sáez y Jesús Lazcano López, y plantea dividir la nave central mediante un edificio interior de 27 metros de ancho denominado "Switch" para acoger las oficinas de administración y servicios del Mercado. De esta forma, sin afectar a la estructura singular del Ferial se conseguirían liberar unos 7.000 metros cuadrados de espacio multiusos en tres plantas en la zona más cercana al parque Manuel Barquín, y agrupar la actividad ganadera en parte opuesta -la colindante a Nueva Ciudad.

Los arquitectos han recordado que el proyecto plantea equipar el edificio de una infraestructura que permita amplificar sus usos, acondicionando y mejorando la calidad del espacio, generando un nuevo foco de actividad que atraiga a los ciudadanos, reactivando la zona y, con ello, el Parque Manuel Barquín. A escala urbana, se refuerzan los ejes de las avenidas de la Constitución y España, al tiempo que se abre un nuevo camino en el parque que permite poner estas dos calles en contacto y en relación frontal y directa con la fachada norte del edificio. En cuanto al interior del mercado, la propuesta permite simultanear usos, solapando el mercado de ganado con otras actividades propuestas de carácter público y urbano. 

LA REFORMA DEL FERIAL INCLUIRÁ UN PROCESO DE PARTICIPACIÓN CIUDADANA