lunes. 04.03.2024

El Ayuntamiento de Polanco ha sacado de nuevo a participación pública el proyecto de ordenanza reguladora de protección animal, para sustituir a la actual del año 2000 que ha quedado desfasada, y que busca regular la tenencia de animales domésticos, compañía o de renta, de los silvestres y potencialmente peligrosos, así como los núcleos zoológicos, el ganado incontrolado y las colonias urbanas felinas, con la finalidad de conseguir las debidas condiciones de salubridad y seguridad.

La normativa sale a proceso participativo por segunda vez para recoger las sugerencias de ciudadanos y colectivos, ya que el texto actual incorpora parte de las alegaciones y sugerencias recogidas en el anterior proceso, que tuvo lugar a finales del pasado año.

A tal efecto, el Ayuntamiento ha publicado en su página web (www.aytopolanco.org) el texto completo del proyecto de ordenanza y ha abierto un plazo hasta el 18 de octubre para que los ciudadanos, organizaciones y asociaciones puedan hacer llegar sus opiniones al Consistorio, con el fin de completar el proceso administrativo y que la norma pueda entrar en vigor lo antes posible.

La alcaldesa de Polanco, Rosa Díaz Fernández, destaca que la nueva normativa nace con la idea de actualizar la anterior y adaptarla a las demandas vecinales en aspectos como la tenencia de animales de compañía, la documentación que debe tener, su cría en domicilios, la responsabilidad de los propietarios, el uso de correas y bozales,  la presencia en las zonas verdes, el abandono de animales e incluso la recogida de sus cadáveres.

También se regula la tenencia de animales de explotación o renta, y dedica varios capítulos a aspectos como la obtención de registros o licencia municipal, el emplazamiento de las explotaciones y cómo deben ser las mismas o qué hacer con el ganado incontrolado.

Junto a ello, la normativa incluye apartados especiales dedicados a la tenencia de animales silvestres o exóticos, y los requisitos sanitarios que deben cumplir los núcleos zoológicos. También se ha incluido un capítulo especial dedicado a los animales potencialmente peligrosos, que contempla desde una clasificación de los mismos hasta las obligaciones en materia de seguridad que deben observar sus dueños, pasando por la licencia municipal y la inscripción en un registro especial.

La normativa consta de unos 40 artículos y en sus 20 páginas recoge también un capítulo de sanciones, que prevé multas de entre 100 y 300 euros para las infracciones leves,  de entre 301 y 1.000 para las graves, y de entre 1.001 y 15.000 para las muy graves, salvo en los casos en que la infracción se haya cometido con un animal potencialmente peligroso, en cuyo caso la cuantía será de 150 a 300, de 301 a 2.400 y de 2.401 a 15.000 euros.

De la nueva normativa queda excluidas aspectos como la caza, la pesca, la tauromaquia y los animales de experimentación que se  regirán por su propia norma.

POLANCO SACA DE NUEVO A EXPOSICIÓN PÚBLICA LA ORDENANZA DE ANIMALES