lunes. 04.03.2024

"En un aislado hospital de Cantabria ubicado en un profundo valle y sin nexos de unión con zonas habitadas, despierta Elena, la hija del dueño del sanatorio, tras un largo periodo en coma. Se encuentra atada a su cama, desorientada y sin saber quién es. Los informes médicos apuntan a una posible esquizofrenia paranoide, pero muy pronto Elena comenzará a sospechar sobre la manipulación de su diagnóstico". Así arranca 'Burga', el thriller psicológico que estos días se está rodando en Cantabria, con dos localizaciones muy concretas: el balneario de Puente Viesgo y las instalaciones del servicio médico de Solvay, en Barreda.

Una película que cuenta con un plantel de actores entre los que se encuentra Micky Molina, y cuyos vínculos con Torrelavega van más allá de las localizaciones escogidas para el rodaje. Y es que el productor ejecutivo de la cinta, José Luis Chaves, forma parte de Espacio Emprendedores, el foro de encuentro creado en la Cámara de Comercio e Industria de Torrelavega para impulsar los proyectos de los emprendedores.

El alcalde de Torrelavega, José Manuel Cruz Viadero, acompañado por el primer teniente de alcalde, Javier López Estrada, recibió en el Ayuntamiento al director y productor ejecutivo de la película ‘Burga’, Alfredo Contreras y José Luis Chaves respectivamente, este último responsable de la empresa queremoshacerunapeli.com. A la reunión también asistieron el presidente de la Cámara de Comercio, Antonio Fernández Rincón, e integrantes de la plataforma Espacio Emprendedores que ha participado en el proyecto.

Cruz Viadero agradeció a los responsables del proyecto el haber escogido Cantabria, y en concreto Torrelavega, y mostró su interés por el hecho de que "la industria de los audiovisuales tenga próximamente una referencia importante en Cantabria, que reúne condiciones extraordinarias para ello", dijo.

La película está rodada íntegramente en Cantabria, concretamente en el Gran Hotel Balneario de Puente Viesgo y sus entornos más cercanos, y en la ciudad de Torrelavega, en las instalaciones del Servicio Médico de Solvay, que se adecua mucho a la estética de la época.

Para el productor Chaves "es muy importante el hecho de haberlo podido rodar aquí, en Cantabria,  intentando generar industria",dijo, a la vez que agradeció el apoyo de las instituciones y las empresas cántabras. "El objetivo es hacer este proyecto y continuar con otros que tenemos en marcha, para seguir emprendiendo en Cantabria en base a la industria del cine", añadió.

Por su parte, el director de la película, Alfredo Contreras, detalló que el argumento roza, por un lado, la parte del terror más clásico, pero también tiene una parte de terror psicológico, destacando el hecho de que la "estética de las instalaciones del servicio médico de Solvay se adecúan a la de la época". La película está inspirada en hechos reales ocurridos en los año 60.

TORRELAVEGA, ESCENARIO DE UN THRILLER 'EMPRENDEDOR'