miércoles. 12.06.2024

Las obras de remodelación de la céntrica calle Julián Ceballos siguen en el centro de la polémica, convertidas en una de las armas políticas arrojadizas que, en plena precampaña, enfrenta al equipo de Gobierno de Torrelavega con los grupos de la oposición, que denuncia la existencia de informes técnicos contrarios, y también con los vecinos y comerciantes de la zona, disconformes con los materiales y color del pavimento, el tamaño de los parterres o la falta de arbolado.

Hoy, en la Comisión de Obras, el concejal del área José Manuel cruz viadero ha informado de las modificaciones que se van a realizar en el proyecto inicial para dar respuesta a todas estas demandas.  Así, se va a ampliar la acera de la margen derecha de subida, en dirección a la rotonda de La Llama, se van a cambiar de ubicación las luminarias, a aumentar el tamaño de los parterres y a plantar más árboles.

Cruz Viadero también ha insistido en que no será una calle negra. Así, la previsión es pintar de gris claro la zona de acera y de gris oscuro la zona de calzada (como se puede ver en la zona). Cruz Viadero ha avanzado que se prevé pintar la próxima semana, y ha informado que ya se puede ver las muestras de pintura en la propia calle. “Creemos que va a gustar a la mayoría”, ha dicho.

Por otro lado, y en respuesta a las críticas y peticiones de algunos grupos políticos, el concejal de Obras ha explicado que los trabajos "van cumpliendo los plazos y no hay ninguna razón para paralizar la obra”.

No opinan lo mismo desde las filas del Partido Popular y Ciudadanos. Ambas formaciones han solicitado la "paralización inmediata" de estos trabajos a la vista de los informes técnicos desfavorables que se han emitido, y porque aseguran no se ha escuchado a los vecinos y comerciantes

Por su parte, los vecinos insisten en la existencia de informes técnicos contrarios, advierten de los riesgos para la salud que supone el excesivo uso de material asfáltico en toda la calle y, además de seguir recogiendo firmas, han convocado una nueva concentración de protesta para este viernes a las 20.15 horas.

La remodelación de Julián Ceballos cambiará de color en plena polémica vecinal y política